Diseno Del Producto

1. Identificación de oportunidades o necesidades

Se obtiene información sobre las necesidades que tienen la sociedad o que tipo de producto reclama, tras lo que se decide: crear un producto innovador, introducir cambios significativos en un producto que ya existe, o introducir ligeras modificaciones en un producto existente.

Durante esta fase se fija el diseño del concepto, se seleccionan los mercados a los que se va a dirigir el producto, el nivel de rendimiento, los recursos necesarios y el previsible impacto financiero del nuevo producto.

Las principales fuentes de ideas para este proceso son:

Clientes, la opinión de los potenciales clientes es básica en el proceso de diseño y desarrollo de los nuevos productos.
Ingenieros y diseñadores, el personal del departamento de I+D+I aportará los últimos avances tecnológicos que pueden dar lugar a nuevos productos innovadores.
Competidores, mejorando el producto de la competencia pero basándose en su diseño inicial.
Alta dirección y empleados de la empresa, ya que son los que mejor conocen los procesos productivos existentes y las características reales de los productos fabricados.
Universidades y centros públicos de investigación, se debe aprovechar la capacidad investigadora de estas instituciones para conseguir nuevos desarrollos tecnológicos.
2. Evaluación y selección de ideas

Se seleccionan las ideas con más posibilidades de éxito, lo que conlleva un análisis de la viabilidad del producto desde distintos puntos de vista:

Viabilidad comercial, se debe analizar si existe un mercado para ese producto.

Viabilidad económica, se realiza un análisis coste-beneficio que nos permita estimar si el producto proporcionará un beneficio adecuado.

Viabilidad técnica, se comprueba que la empresa dispone de la capacidad técnica y tecnológica para la fabricación en serie del producto.

Valoración de las reacciones de la competencia, se debe tener en cuenta la posible reacción de la competencia ante nuestro lanzamiento.

Ajuste a los objetivos de la organización, los nuevos productos deben contribuir a alcanzar los objetivos establecidos por la empresa.
3. Desarrollo e ingeniería del producto y del proceso

En esta fase se llevan a cabo la mayoría de las actividades de diseño de detalle y de desarrollo del producto, así como de los procesos productivos necesarios para la fabricación y posterior lanzamiento al mercado.
4. Pruebas y evaluación (prototipos)

Se realizan las pruebas y se evalúan los diseños realizados, para lo se procede a la fabricación de prototipos y se simula el proceso de fabricación, tratando de detectar todas las posibles deficiencias, tanto del nuevo producto como del proceso de fabricación.

Simultáneamente se realizan pruebas de mercado para simular las condiciones reales a las que debe enfrentarse el nuevo producto, se pueden realizar hipotéticamente en un laboratorio, o en una zona del mercado, que resulte representativa, donde se va a dirigir el producto, para seleccionar la estrategia de lanzamiento más adecuada y poder prever la cifra de ventas.

5. Comienzo de la producción

Si los resultados de la evaluación y pruebas son propicios se culmina el proceso con la fabricación a gran escala del producto, se inicia el proceso de lanzamiento del nuevo producto, su distribución inicial y todas las operaciones necesarias para apoyar su irrupción en el mercado.

El proceso se realiza de forma iterativa hasta conseguir el diseño más adecuado a las exigencias de los consumidores. A este proceso iterativo se le conoce como Ciclo de diseño-fabricación-prueba.

En las siguiente secuencia de imágenes, vemos cómo se materializa desde un boceto a una maqueta que puede mostrarse por una carretera (aunque sea de arcilla y sin motor, vale para hacerse idea).

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License