3 razones por las que hacer un análisis de localización óptima

1. Un análisis demográfico de calidad nos permitirá definir exhaustivamente los espacios o territorios donde el perfil de población se asemeja más a nuestro target o público objetivo. ¿Qué pasaría si abriera, por ejemplo, una guardería en un barrio muy envejecido? Seguramente no tendría una demanda muy elevada.

2. En segundo lugar, debemos conocer cuál es el área de influencia de nuestro negocio. Para ello es también muy importante tener en cuenta la ubicación de mis competidores, con objeto de evitar una más que posible canibalización. Pero también es importante conocer la ubicación de negocios o servicios complementarios. De esta forma podremos seleccionar zonas demográficamente interesantes con “huecos” de negocio.

3. Si, hasta ahora hemos tenido suerte y hay una zona interesante, el siguiente paso es conocer el tránsito, así como otras variables de comunicación que generen tráfico hacia la zona donde queremos localizar nuestro negocio, ¿qué negocios o servicios hay a mi alrededor? ¿generan tráfico hacia mi negocio? Si estos servicios o negocios existen ya sólo queda seleccionar un espacio (local, etc.) que se ajuste a mis condiciones.

En definitiva, tener claro estos tres aspectos favorecerá que no cometamos el error de abrir nuestro negocio en el lugar equivocado. No obstante, para que funcione correctamente habría que tener en cuenta otros factores como la publicidad, el horario, los trabajadores, etc.

Asimismo es importante actualizar este tipo de análisis a lo largo del tiempo. Algunos cambios socio-demográficos de nuestra área de influencia o la apertura de nuevas empresas, negocios o centros comerciales pueden alterar las condiciones originales del análisis, provocando cambios en la demanda de nuestros servicios.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License